El significado de la técnica


La técnica de carrera es el momento que precede la ejecución del gesto, por ser definida como un procedimiento típico que permite resolver los problemas motores que nacen en el cuadro de una acción deportiva. 
Por  el término de técnica  generalmente se entiende al modo de hacer un ejercicio determinado por la táctica e influenciado por el nivel de capacidad coordinativa, condicional y mental del atleta.
En la especialidad de carrera veloz o esprintada  la técnica tiene como objetivo la aplicación de la fuerza a la máxima velocidad.
En la especialidad de la resistencia, el objetivo de la técnica es la economía de un elevado rendimiento desde un punto de vista energético.
En trabajos de equipo la especialidad de la  buena técnica consiste en exprimir los movimientos precisos y  gestos económicos para la reducción del error.
Por lo tanto, es muy importante dirigir el entrenamiento centrándose en la formación de la técnica basada en la fuerza y la resistencia del movimiento que se ejecuta.
Las variables que inciden en el aprendizaje de la técnica se pueden agrupar en tres macro grupos conceptuales: Factores internos (capacidad cognitiva, estado emocional, capacidad coordinativa), Factores estructurales (constitución y condición física) y Factores externos (interacciones, instrucciones e influencia de la situación externa).
  Muy a menudo la técnica es considerada desde la forma, representada como una reproducción cinematográfica  del gesto del atleta, teniendo  en cuenta los movimientos del cuerpo y las extremidades en relación con el medio ambiente y con los demás, que se caracterizan por diferentes parámetros de tamaño, velocidad, frecuencia.
Menor importancia se le atribuye al contenido (imagen interna del movimiento), la representación interna que el atleta tiene del propio gesto, formas de sensaciones cinestésicas.  Normalmente en la práctica cotidiana los entrenadores se inclinan por enseñar la forma y dejar sin trabajar el contenido.
Es muy importante enseñar la técnica a través de las percepciones  internas. Sentir un gesto es mucho más  importante que verlo y tratar de  reproducirlo. (“Sentire un gesto è più’ importante che vederlo e cercare di riprodurlo”)
La adquisición correcta  y estable de una técnica, por el contrario, requiere un enfoque mas amplio que da la misma importancia a los componentes externos e internos.
Los niños tienden a aprender y controlar sin mucha dificultad el componente externo de la técnica, mientras que asimilar la estructura interna (el contenido) les resulta mucho mas dificil.
Es relativamente facil enseñar la forma externa  del movimiento, pero muy dificil intervenir en su contenido aunque es necesario hacerlo, insidiendo en la sensacion del joven. Ocurre, sobre todo con los pequeños,  que la forma y contenido no coinciden, la representación interna es disitina al moviemiento realizado a causa de una interpretación errónea de los distintos feedbacks.
Tal representación es el producto de la elaboración visual, táctil, acustica y cinestésica que cada analizador repectivo selecciona y asocia en la corteza para formar  la imagen motora. Por ese motivo, las correcciones para que sean eficases no deben actuar solo sobre la forma externa sino que deben contribuir a modificar el contenido. (“Per questo motivo, la correzione per essere efficace, non deve agire solo sulla forma esterna, ma contribuire a modificare anche il contenuto”)

(Análisis y traducción de artículo publicado en  http://www.noivelocisti.net por Jorge Jesús Scaglione)

Comentarios

Entradas populares de este blog

JOSÉ MARÍA AVILA RIOS Y LAS COMBINADAS 2º EN EL CTO DE ESPAÑA

PERIODO ESPECIAL I ( 3 semanas ) Fondo y Medio Fondo